Inmobiliaria Vinte

La ratificación de las calificaciones responde a la buena posición de liquidez de Vinte, aunado al ajuste en su estrategia de corto plazo con el objetivo de priorizar la generación de flujo de efectivo. Si bien, se estima una afectación en el desempeño financiero de la compañía para el resto del presente ejercicio, a un mayor horizonte de tiempo le resultaría viable una oportuna recuperación partiendo de su buena flexibilidad operativa, la cual históricamente le ha permitido adaptarse a los cambios en las condiciones de mercado. Adicionalmente, se incorpora la probabilidad de un posible aumento de capital social por hasta Ps$400 millones, que en caso de materializarse fortalecería la posición patrimonial de Vinte y su potencial de crecimiento, ayudando a mantener sus métricas crediticias dentro de los rangos del nivel de calificación. Dichas calificaciones se encuentran limitadas por los riesgos inherentes al sector de la vivienda en México, incluyendo el intenso requerimiento de capital de trabajo y la exposición a cambios en la política nacional de vivienda, sumado a un menor dinamismo esperado para los desplazamientos de unidades dentro de algunas plazas y segmentos a causa de la contingencia por COVID-19.

Descargar PDF