Banco Inmobiliario Mexicano

Las calificaciones toman en cuenta la trayectoria y experiencia de su administración y accionistas en el sector de vivienda e inmobiliario, sus adecuados indicadores de capitalización y posición líquida. Éstas también incorporan la aún limitada rentabilidad del banco, el nivel que refleja su indicador de cartera vencida, además de una elevada proporción de activos improductivos dentro del balance, aunque con una mejoría en fechas recientes; además de la todavía dependencia en su estructura de fondeo. Los retos que enfrenta el banco para lograr una mejora sostenida de su eficiencia operativa es un factor también considerado en las calificaciones.

Descargar PDF